Mejorar la Fluidez al Leer  
 
Icon to email this article to a friend    
Enfócate en palabras clave dentro de oraciones

Como estudiante lidiarás con la necesidad de leer muchísima información. No podrás sacarle el mejor provecho al tiempo dado al estudio si no sabes cómo leer eficientemente. Seguidamente encontrarás algunas maneras para mejorar tu fluidez en la lectura.

  • Haz tus tareas de lectura más difíciles cuando te encuentres más alerta. Un ejercicio físico toma más tiempo para completar cuando estás cansado, lo mismo sucede con un ejercicio de lectura.
  • Enfócate en lo que estás leyendo. El ritmo de tu lectura decrecerá si te encuentras distraído. Las distracciones pueden ser externas –como un televisor encendido- e internas, un ejemplo sería cuando te sientes preocupado por algo que has de hacer el día siguiente.
  • Dale un buen vistazo al material de lectura antes de empezar. Puedes así rápidamente hacer un escaneo de contenido y discernir por títulos, encabezados o inclusive epígrafes en negrita cuales porciones evitar completamente.
  • Evita leer palabra por palabra. Intenta leer en bloques de palabras. Tus ojos pueden captar de 4 a 5 palabras a la vez. Pon trabajo en expandir la cantidad de palabras que puedes asimilar en una sola mirada.
  • No repitas cada palabra en tu cabeza después de haberla leído. La acción de repetirse palabras en tu cabeza, aun cuando no lo hagas en voz alta te va a causar retraso.
  • Usa un lápiz o lapicero como marcador de ritmo. Tus ojos y cerebro van a intentar seguirte el paso con el ritmo que lleves. Pon esfuerzo a incrementar el ritmo de tu lectura.
  • Evita cansar tu vista. Leer con luz insuficiente, desde un ángulo incómodo o acostado en tu cama resultará en fatiga visual que afectará la velocidad de tu lectura o te obligará a detenerte por lapsos de tiempo. Pestañear de vez en cuando te ayudara a evitar el cansancio de vista también.
  • No dejes que tus ojos se queden en el mismo sitio o en una página particular por mucho tiempo. Adelántate cuando te encuentres atascado en un punto.
  • No uses marcadores. Si lo haces, caerás en el hábito de poner demasiada atención a todo lo que encuentres.
    -Evita volver a leer algo a menos que sea absolutamente necesario. El proceso de volver a leer interrumpe el fluir de tu lectura y afecta tu ritmo. Siempre puedes retroceder luego para revisar el material.
  • Enfócate en palabras clave dentro de oraciones. Puedes lograr una lectura más fluida también si logras obviar o eludir conjunciones (Ej: con), preposiciones (Ej: hasta) y artículos (Ej: el, la).

Un turista en Nueva York preguntó a alguien que pasaba: ¿Cómo puedo llegar al Carnegie Hall?-. El hombre neoyorquino respondió: -"práctica, práctica, práctica"-. El mismo consejo aplica a mejorar tu fluidez de lectura.