Evaluando Fuentes de informacion  
 
Icon to email this article to a friend    

Fuentes de información pueden ser primarias (información directa o de primera mano), secundarias (analizan, interpretan o discuten información de fuentes primarias) o terciarias (copilan o listan fuentes de información primerias y secundarias). Independientemente de las fuentes de información que usted use al escribir un trabajo, es importante evaluar críticamente cada fuente antes de decidir utilizarla. Aquí están los criterios más importantes a emplear cuando se evalúan fuentes de información.


RELEVANCIA

Fuentes de información

Dado que usted es quien está escribiendo el trabajo, usted es el mejor juez sobre la relevancia de la fuente de información. La fuente de información puede ser excelente, pero no será útil si no es relevante a lo que se está intentando destacar en su trabajo. Si usted juzga que la fuente de información no es relevante, ni siquiera considere los criterios que siguen. Simplemente continúe con otra fuente de información. Si usted juzga que la fuente de información es relevante, considere cuidadosamente los criterios que detallamos a continuación antes de utilizarla.


FECHA DE PUBLICACIÓN

La información sobre un tema cambia con el tiempo a medida que nueva información emerge y la información vieja es cambiada o remplazada. Si la actualidad de la información es importante para su trabajo, trate de encontrar las fuentes de información más recientes correspondientes a su tema. Si está extrayendo la información de un libro, asegúrese de estar usando la edición más reciente.


AUTORIDAD

Considere tanto la experiencia del autor y la legitimidad de la editorial. El autor debe de estar calificado y contar con credenciales apropiadas relacionadas con el tema. La editorial debe de ser reconocida en el campo. Evite "imprentas de vanidad" donde cualquiera puede publicar algo a cambio de una cuota.


EXACTITUD

La información debe de ser consistente con aquella proveniente de otras fuentes de información así como con su propio conocimiento. Considere las fuentes citadas por el autor. Sea precavido si la información contiene errores gramaticales o palabras mal escritas. Esas son señales de que la información fue mal editada o quizás no fue editada del todo.


OBJETIVIDAD

El autor debe presentar una visión balanceada de distintas perspectivas sobre el tema. Busque señales de que el autor esta presentando una visión parcializada y está tratando de convencer al lector de dicha visión. Trate de evitar utilizar fuentes de información que fueron publicadas, patrocinadas o endosados por grupos con intereses especiales o por compañías privadas.

He aquí algunos consejos acerca de fuentes de información específicas. La información en la internet usualmente está sin filtrar. Cualquiera puede crear una página sobre un tema, aun cuando no está calificado en el tema. Por ende, usted deber de ser particularmente cuidadoso cuando utiliza información de la internet. Libros publicados por editores respetables usualmente son revisados y editados basados en la veracidad del contenido. Esto también aplica a periódicos y revistas populares, y sus autores se responsabilizan por lo que escriben. Artículos en publicaciones académicas atraviesan un riguroso proceso de revisión por parte de sus colegas y resultan muy confiables.

Nos encontramos en la era de la información donde el número de fuentes de información disponibles sigue creciendo. Utilizar los criterios descritos en este artículo le ayudará a seleccionar aquellos que son las mejores para su objetivo.